Press "Enter" to skip to content

Tratamiento de la enfermedad de Addison

El tratamiento de la enfermedad de Addison consiste en reemplazar el cortisol y/o la aldosterona que el cuerpo no es capaz de producir o que segrega en cantidad insuficiente. A partir de su examen físico y pruebas, su endocrinólogo o médico tratante determinará si necesita uno o ambos reemplazos hormonales.

El cortisol es reemplazado por un glucocorticoide sintético oral. La droga se toma una o dos veces al día. Los nombres genéricos de los glucocorticoides incluyen hidrocortisona, prednisona y dexametasona. El objetivo es darle la cantidad mínima de glucocorticoide necesaria para reemplazar la producción normal de cortisol de su cuerpo, ya que tomar demasiado puede causar sus propios problemas, como el aumento de peso e incluso la diabetes.

Dado que el cortisol es una hormona importante para el cuerpo en momentos de estrés y enfermedad, la mayoría de las personas necesitan tomar de dos a tres veces su dosis habitual cuando tienen una enfermedad más grave, como una faringitis estreptocócica o una gripe estomacal. Si se somete a una cirugía o es hospitalizado, su dosis de glucocorticoides tendrá que ser aumentada aún más; su médico probablemente le prescribirá un reemplazo intravenoso.

La aldosterona se reemplaza con un mineralcorticoide oral. El nombre del medicamento genérico es fludrocortisona. Su médico también puede recomendarle que aumente su consumo de sal.
Ya sea que se le recete uno o ambos medicamentos, su médico le dará instrucciones sobre la dosificación, incluyendo cuántas píldoras debe tomar cada día, la mejor hora para tomar el/los medicamento(s) y los efectos secundarios comunes. El médico vigilará de cerca sus síntomas para asegurarse de que la dosis sea suficiente, sin darle demasiada cantidad de la(s) hormona(s) de reemplazo.

Notas importantes sobre la medicación

Es importante que tome sus medicamentos según las indicaciones de su médico. Si vomita el medicamento o está demasiado enfermo para tomarlo, póngase en contacto con su médico inmediatamente.
Si se le ha diagnosticado insuficiencia suprarrenal, debe llevar un brazalete o collar de identificación médica en todo momento en caso de emergencia.

Manejo y prevención de crisis Addisonianas

La crisis addisoniana (también llamada crisis suprarrenal) requiere atención médica urgente, ya que puede ser fatal. Los síntomas incluyen deshidratación, vómitos y diarrea severos, pérdida de conciencia, baja presión sanguínea y/o dolor punzante en el abdomen, la parte baja de la espalda o las piernas.

El tratamiento de la crisis Addisoniana puede incluir una inyección intravenosa de glucocorticoide, agua salada (salino) y azúcar (dextrosa).

Su médico le ayudará a identificar las señales, los síntomas y los factores de estrés que pueden desencadenar una crisis suprarrenal. Siempre póngase en contacto con su médico si le preocupa que pueda tener una crisis suprarrenal. A veces, la crisis puede evitarse con la medicación oral que su médico prescribe (es decir, prednisona o medicamentos contra las náuseas). El médico le enseñará cuándo y cómo ponerse una inyección de glucocorticoides de emergencia.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.....