Press "Enter" to skip to content

¿Cómo amamantar a mi bebé con éxito?

Cuando recién me estrené como mamá tuve esa gran duda: ¿Cómo amamantar a mi bebé? Yo pensaba que sería muy fácil que era algo muy natural, que no hacía falta prepararse para la lactancia, que en cuanto acercara a mi bebé a mi pecho se prendería y asunto arreglado.

Pues resultó que no y aunque la verdad el inicio de mi lactancia no fue tan difícil como el de muchas otras mamás que conozco, si tuve dudas sobre cómo amamantar a mi bebé.

Te comparto lo que he aprendido y que me ha permitido amamantar a mi bebé… bueno, ya no es bebé.

Cómo amamantar a mi bebé

Empieza a amamantar a tu bebé cuanto antes. La mayoría de los bebés muestran interés en mamar durante la primera hora después del parto. Yo no lo hice porque estuvimos separadas un tiempo, no sé exactamente cuánto; pero en cuanto tuve a mi bebé conmigo lo intenté y, con la ayuda invaluable de mi esposo, lo logramos varias horas después.

Cuando empecé a amamantar a mi bebé

Revisa que se prenda bien al pecho. Cuando estaba embarazada tenía miedo de amamantar a mi bebé porque me decían que me iba a doler; la verdad es que cuando hay una buena posición amamantar no debe doler.
Amamanta frecuentemente.

Los recién nacidos hacen alrededor de 8 a 12 tomas al día (incluyendo la noche). Olvídate del “debo amamantar a mi bebé cada 3 horas 15 minutos de cada pecho”; cámbialo por “debo amamantar a mi bebé cada vez que busque el pecho o llore”. Entre más estímulo reciban los pechos (entre más amamantes a tu bebé) más leche producirás. Los bebés no siempre maman por hambre, también lo hacen porque tienen necesidad de succión o porque necesitan consuelo.

  • Amamanta a libre demanda. Relacionado con el punto anterior. Libre demanda significa permitir que el bebé regule sus tomas, hasta que se suelte solito y que lo amamantes cada vez que lo pida. Cuando empecé a amamantar a mi bebé a libre demanda todo fue más fácil.
  • Evita los biberones y chupones. Tu bebé no necesita nada más que tu leche. Además los biberones y los chupones hacen más difícil establecer la lactancia. Evítalos al menos durante las primeras semanas.
  • Descansa. Aprovecha las siestas de tu bebé y duerme junto con él, descansar es parte del proceso de ser mamá.

Espero que estos tips te sean útiles; todos ellos me ayudaron para amamantar a mi bebé y tener una lactancia exitosa.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.....